Ganga Ibérica y Ganga Ortega

Aves Emblemáticas / Depresión del Ebro

Dos especies muy emparentadas y de hábitos similares, adaptadas a vivir en espacios abiertos de vegetación natural y agricultura tradicional, soportando temperaturas extremas tanto en invierno como en verano. Alas largas y puntiagudas que les permiten un vuelo rápido y poderoso. Se alimentan de semillas y brotes que consiguen apeonando por el suelo.

Nidifican en pleno verano, por lo que necesitan puntos de agua permanentes donde los adultos empapan sus plumas del pecho y llevan agua a los pollos. La ortega tiene el dorso grisáceo con grandes motas amarillas el macho y más discreta la hembra. Presenta una gran mancha negra en el vientre. La ganga ibérica tiene las partes superiores parduscas con moteado claro y verde, pecho naranja con bandas negras y vientre blanco puro. Muy gregarias y gárrulas, emiten sus inconfundibles reclamos en vuelo, lo que permite localizarlas con facilidad. Catalogadas como «Vulnerables», su principal amenaza es la destrucción de sus áreas de campeo.